La serie de los Huipiles (cuando volví de Guatemala)

Cuánto color! dirán ustedes. Es lo mismo que dije y sentí yo en Guatemala. Sobre todo en el Mercado Central de Guatemala, en el Mercado de Artesanías y en Antigua Guatemala OH Antigua ¡vida mía!.

Qué placer, ver tanto color junto.

Cuando llegué a la Argentina, pasando por Dallas , viendo como caía la Bolsa de Wall Stret , y por lo tanto como los mayas tenían tanta razón antes de ser descubiertos por los señores civilizados, llené mi casa de huipiles, caminos, caminaba con el color en los pies de esas pantuflas preciosas que hacen allá, me ponía tocados en la cabeza como usan las aborígenes de allá y cuando todo esa alquimia, me venció: pinté. Y salió esto y algo más. Y todo, todito, todo, está en algún lugar de País Vasco.

Días de gloria y color. Primavera y mucho sol. Y sobre todo, la certeza que según el Choltún advertía: la noche negra empezará el 12 de agosto de 1542.  Y durará unos 500 años…

3 comentarios sobre “La serie de los Huipiles (cuando volví de Guatemala)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s