Cartas de amor (o un plato de ravioles).

 

 

haciendoravioles

Él:
las viejas decían que cuando el hambre entra por la puerta, el amor sale por la ventana;
los científicos, que el universo es infinito;
yo busqué y no encontré.
El hambre me llevo siempre a la falta de libertad, descubrir que solo somos animalitos en condiciones de comernos la mano del amor,
hambre de amor o de un plato de ravioles,
seguiremos caminando, dando la vuelta
yo solo te mando un beso de hambre, de verte, de comerte como a un plato de ravioles.

Ella:

Así es, así es, como acabás de decir, el hambre y el amor, la vida, la sobrevida, un año más pasado mañana, que no tengo ganas de recibir. ¿Para qué? ¿Para sobrevivir?

Estoy tan perdida, moreno, tan perdida; que no me encuentro ni en el pelo largo. Estoy tan perdida que me encuentro más en una cara de muñeca patética, que en mi propia mano.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Cartas de amor (o un plato de ravioles).

  1. ¡¡¡Me gusta tanto lo que escribes y cómo lo escribes!!! ¿Viste “El árbol de la vida” de Terrence malick?  No vi en tu larga lista “Nos habíamos amado tanto” de Scola…

    Beso enorme.A.

    Me gusta

    1. Hola A. Claro que vi el árbol de la vida, ¡es una maravilla! y también la de Scola. Lo que pasa es que si tengo que actualizar esa lista es un día de trabajo, ¡hay días que veo hasta tres películas!…pero sí, son las dos que mencionaste, verdaderas maravillas del cine. ¡Besote y gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s