Bowie o la muerte de algo más

Hoy a la mañana, me desayuné con dos noticias: una, que el nuevo gobierno argentino, el de Mauricio Macri, lo dejaba sin su famoso y añejo programa de radio, a un periodista opositor llamado Víctor Hugo Morales, con quien yo no comulgaba en todo, pero que me daba una sensación de salud democrática el que estuviera al aire. La otra noticia, era que había muerto Bowie. David Bowie. A los 69.

La sensación de una y otra leídas casi al mismo tiempo, mientras el sol entraba a pleno por la ventana abierta al verano porteño de Buenos Aires, me sumió en un recuerdo de años pasados, cuando en plena dictadura argentina, la noticia de Lennon asesinado, nos tapó el sol de golpe, nos desbalanceó la vida, nos quebró por un momento.

Porque eso pasa cuando dos cosas como estas pasan a la vez. Uno no tiene consuelo. Ni en su país, ni en su gobierno, ni en sus pares que evidentemente eligieron a ese gobierno, ni en la música de alguien que jamás hubiéramos pensado iría a morir algún día.

Hoy, cuando todo es gris y se presiente el zarpazo grosero de una derecha que estaba, que nunca se había ido, o que jamás pensamos que iría a volver; Bowie, como tantos otros grosos, nos acompañaba y nos hacía la vida más fácil. Hace un rato, y después de haber vagado por casa sin saber muy bien dónde plantarme, ni cómo va a seguir mi vida, me llegó un correo de un amigo entrañable, lejano, de esos que necesitamos cuando algo como lo de hoy, pasa.

Él, Emilio Garrido, un escritor valenciano, también fue periodista de radio como Víctor Hugo Morales, y  también tuvo que dejar de transmitir su programa, cuando subió Rajoy. La bañera de Ulises, un programa que hizo escuela en RN3 Radio Nacional de España (y que en lo personal me convenció de volverme bloguera) en el año 2005 y con las mismas excusas burdas  que hoy esgrimen para dejar sin voz a Víctor Hugo, de la misma manera, Emilio tuvo que dejar su espacio que nos arengaba a vivir.

Hoy, y no por casualidad,  Emilio, nos escribió un mail a sus compañeros de ruta, de viaje, de vida. Y habla de Bowie y de lo que significó para él, y para su generación y le pedí permiso para postearlo porque tiene el espíritu de Bowie, le hace homenaje. La carta dice así:

A MIS QUERIDOS COMPAÑEROS DE VIAJE, SIN COPIA OCULTA:

Aunque quizá no te tocara por generación, necesito compartir mi pena con alguien porque me he quedado de piedra al saber que se ha muerto David Bowie.

No digo que fuera de mis músicos favoritos, ni me compraba todos sus discos, pero tengo un par de ellos que me llevaría a una isla desierta.

Era 1984 y Orwell venía con Halley y Bowie noches de alcohol y hachís en medio de un valle profundo y duro bajo la niebla de miradas ajenas.

Era un frío clavado en el cuerpo y paseos de vinos y amigos. Vivía como un vigilante encima de Correos. Alucinado con los agradables puntapiés que me daba la vida.

Tenía un simca azul con un escarabajo disecado en el cambio de marchas. Por la calle real, los camareros y las estanqueras me saludaban. Y de vez en cuando mi foto salía en los periódicos. Llevaba gabardinas que me había comprado a cien pesetas la pieza.

Cuando uno tiene 26, piensa que aquello va a durar siempre,no siempre, pero sí así de colorido. El mundo era una pista abierta de par en par. Solo había que situarse en el centro y dejarse llevar. Y por la noche, desde mis ventanas, veía el mástil de la emisora de la que era director, mientras me ponía el Low de Bowie en un giradiscos que aún funciona.

Sinceramente, creía que él era una estrella que nunca se apagaría….

Era 1984 y Orwell venía con Halley y Bowie noches de alcohol y hachís en medio de un valle profundo y duro bajo la niebla de miradas ajenas

Esa es la hermosa carta, triste pero hermosa, que me terminó de cerrar este día funesto. La acompañaba un video, que acá abajo, podrán escuchar.Más bello, imposible. Una canción de Brel cantada por David Bowie. Sólo para entendidos. Sólo para locos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s