Porque la vida sigue, y todo continúa…

Veamos entonces, ya sin tensiones, una serie linda, de vida y alegría, que hice cuando nació mi sobrino Francisco, venía en el colectivo ochenta y uno, cerca del parque Rivadavia, mi viejo al lado, y yo pensando en ese cosito vestido de celeste que acababa de nacer. Alegría y más alegría. Hice no sé cuántas pinturas toda esa noche…no lo sé. Pero muchas. Las que quedaron, ahí van:

Buena noticia, vida latiendo, ochenta y uno, sí, ochenta y uno, la felicidad de la gente se reflejaba en mi cara, o era yo la feliz que miraba todo con olor a niño recién nacido? aguantate piba, aguantá que llegamos justo pa’que lo tengas, soplá, eso, soplá, pero no me hagas reír zonza, no, yo no te hago reír, pero vos soplá, te acordás de la negra? te acordás lo que te enseño? dale, hacelo así, soplá, ya pasó, contame un chiste ahora, no ahora descansá, que ya viene la otra, a ver un minuto y nos vamos, pará bolu, van como cuatro minutos, bueno quiero ya , que nazca ya, nazca? no idiota,no, la paralela a rivadavia, ah, eso está bien, cerca del parque, ya me acordé, bueno, dale, ahí vino la otra, uh rajemos, no me hagas reír querés? ta bien pero rajemos, así llegamos a destino.

Llegó.

Anuncios

7 comentarios sobre “Porque la vida sigue, y todo continúa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s